“Quico” reveló los motivos de su pelea con El Chavo

El conocidísimo intérprete de Quico, Carlos Villagrán, estuvo de visita en nuestro país. ¿El motivo? el lanzamiento del Circo Rodas junto a Carlitos Balá. Sin embargo, lejos de esquivar la presa, decidió pasar por el programa de Telefé La Peña de Morfi y allí brindó una cálida entrevista. Habló del nacimiento de su personaje, sus orígenes de una situación con mucha pobreza; como también los motivos que llevaran a que el histórico y popular programa llegue a su fin. 

 

“El programa tenía un popularidad total y absoluta -recordó-. Hacíamos giras e íbamos a muchos países con sus conferencias de prensa, todo lleno de micrófonos y grabadores. Pero el 70 por ciento de las preguntas eran para Quico porque estaba de moda. Entonces se empezó a despertar un poquito la ira, el egoísmo, el celo profesional y artístico. Poco a poco fue trepando más Quico en popularidad que el Chavo y me sacaron del programa”.

 

Carlos Villagrán, el reconocido actor de Kiko, brindó una entrevista donde explicó los motivos del fin del Chavo del 8.

 

“A las dos semanas, por solidaridad, Don Ramón también se salió del programa. Así que Doña Florinda se quedó sin hijo para pegarle, La Bruja del 71 se quedó sin Don Ramón y La Chilindrina se quedó huérfana”, explicó sobre los motivos que llevaron al final del programa.

 

Según Carlos Villagrán, Chespirito lo tomó por sorpresa: “Cuando regresamos en avión a México de una gira que habíamos hecho por Chile me dijo: ‘Mira, hay un déficit en los registros de los personajes’. Le dije: ‘Son tuyos los registros’. Pero me respondió: ‘Hay un déficit y debo quitarte algo de tu sueldo’. Le pregunté: ‘¿Cómo me vas a quitar si son tus personajes? Yo soy un intérprete nada más’. Él estaba buscando un pretexto para sacarme, nada más. Entonces le dije que me salía del programa”, recordó Carlos Villagrán.

 

Tras ese episodio, recibió una convocatoria por parte del dueño del canal, pero con una condición: que no sea hablar como Quico. “Lo que quería hacer era sepultarme artísticamente, ponerme el pie encima. Así que le dije que no. Cuando salí a la calle me di cuenta: me había quedado sin trabajo”.

Qué opinás?

Compartilo