Nena simuló tener varicela para no ir al colegio pero…

El ingenio de esta nena de seis años llenó de ternura a sus padres. Su picardía no pudo despertar otra cosa en los progenitores de Lily Schooley la menor inglesa que simuló estar enferma para zafar de un examen de ortografía.

 

 

Para lograrlo, la nena decidió hacerse unos puntos rojos en todo el cuerpo con un marcador indeleble y luego le contó a sus padres que se había contagiado varicela y que por eso, no podía ir a la escuela.

 

Pero lo único que logró la menor fue que sus padres se mataran de la risa con la ocurrencia porque 10 minutos antes de contar su “enfermedad” le había pedido a su mamá que le prestara el marcador, según informa el diario The Sun.

 

Qué opinás?

Compartilo