Cómo reacciona cada signo del zodiaco ante el peligro

Aries: Se muestran muy calmados ante situaciones de riesgo, excepto si hay niños o animales en peligro. Por alguna razón esto los alarma más de lo común.

 

Tauro: Buscan proteger a los suyos siempre, incluso de manera irracional y terca, poniéndose ellos mismos en peligro.

 

Géminis: Cambian su comportamiento emocional por uno frío y calculador. Evalúan distintos escenarios, riesgos y posibilidades para poder brindar una mejor ayuda.

 

Cáncer: Sufren un cambio de personalidad. Pierden su natural seriedad y se ponen muy nerviosos, sin llegar a perder la cabeza pero impedidos de brindar una gran ayuda.

 

Leo: Si hay seres queridos en riesgo, sufren al principio de una cierta parálisis emocional. Luego se dispara todo su potencial, pudiendo ser de gran utilidad si logran reaccionar a tiempo.

 

Virgo: Su reacción más típica es acudir a personas que sientan preparadas para la situación. No es raro que en momentos de crisis llamen a quienes sientan más seguros o confiables.

 

Libra: Son el signo con más tendencia hacia una parálisis emocional en situaciones de riesgo. No saben qué hacer y se aterran ante la posibilidad de la muerte.

 

Escorpio: Líderes natos y maduros desde temprana edad. Intentarán bajo cualquier costo evitar que quienes los acompañan se arriesguen.

 

Sagitario: Son los más equilibrados en estas situaciones. Sienten el miedo con bastante intensidad pero lo pueden capitalizar a través de acciones rápidas y precisas para ayudar a quienes los rodean.

 

Capricornio: Se bloquean y niegan que haya una situación de peligro, hasta que son ayudados por los demás o hasta que ya es muy tarde. No son los más adecuados para tomar decisiones en estos momentos.


Acuario: Dramáticos en exceso. Sienten la necesidad de tomarse las cosas enserio y alarmar a los demás, lo que puede ser muy útil, aunque a veces terminan alimentando el pánico.

 

Piscis: Se emocionan al extremo y de tal manera que pueden romper en llanto y paralizarse completamente. Esto cambia si hay un niño o un familiar en riesgo. En ese caso suelen tener lapsus de acciones heroicas y entregarse incluso contra sus propios miedos.

Qué opinás?

Compartilo