Alimentos contra el envejecimiento

Avena

 

Muchos productos del cuidado de la piel contienen avena. Pues bien, este cereal consumido en el desayuno o la merienda junto con un yogur o leche nos ayuda en la pérdida de peso, a quemar grasas, eliminar el estrés y reducir los nervios. Por fuera, la avena, gracias a la avenina, es un fantástico aliado para nuestra piel pues nos aporta una piel radiante gracias a que este químico vegetal natural ayuda a prevenir el daño a las células de la piel y calma la irritación.

Avena

Muchos productos del cuidado de la piel contienen avena. Pues bien, este cereal consumido en el desayuno o la merienda junto con un yogur o leche nos ayuda en la pérdida de peso, a quemar grasas, eliminar el estrés y reducir los nervios. Por fuera, la avena, gracias a la avenina, es un fantástico aliado para nuestra piel pues nos aporta una piel radiante gracias a que este químico vegetal natural ayuda a prevenir el daño a las células de la piel y calma la irritación.

 

 

Los dermatólogos recomiendan también la avena porque tiene bajo contenido glucémico, por lo que no aumentan su azúcar en la sangre como los panes refinados, el arroz y la pasta. Y es que los alimentos de alto índice glucémico provocan acné y arrugas.

 

Aguacates

 

Los aguacates están repletos de un tipo de grasa muy saludable, la grasa monoinsaturada, que ayuda a mantener la piel hidratada. Esa misma grasa también puede ayudarnos a absorber algunas vitaminas y nutrientes que nuestra piel necesita. Reemplazar mayonesa con aguacate puede ser una elección más que acertada: nos aportará gran sabor y textura y no necesitaremos mucha cantidad para sentirnos saciados. En el caso de que no nos guste el aguacate, podemos probar con nueces o aceite de nuez de macadamia.

 

Aceite de oliva

 

El estandarte de la dieta mediterránea es también el guardián del secreto de la eterna juventud pues sus efectos antioxidantes presentes en las vitaminas E y K nos aporta no solo bienestar y una mejor digestión, sino que regenera la piel gracias a sus ácidos grasos Omega 3. Además, un equipo de investigadores del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba (España) comprobó que el aceite de oliva protege contra el estrés oxidativo y el riesgo cardiovascular.

Qué opinás?

Compartilo