Sorpresas, ausencias y polémica!

 Este domingo se realizará la sexagésima entrega de los premios Grammy, el galardón más reconocido de la industria musical estadounidense. Sin embargo, horas antes de la ceremonia que se realizará en el Madison Square Garden de Nueva York, ya se pueden apreciar los grandes ganadores y perdedores del balance anual de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de los Estados Unidos.
En las categorías centrales, el predominio del hip-hop, el R&B y el pop vuelve a marcar tendencia. La Grabación del Año será decidida entre Jay-Z (The Story of O.J.), Kendrick Lamar (HUMBLE.), Bruno Mars (24K Magic), Childish Gambino (Redbone) y la versión remixada de Despacito (la que además de Luis Fonsi y Daddy Yankee incluye a Justin Bieber). El solo hecho de que la canción en español más trascendente de las últimas décadas esté entre las elegidas habla del impacto que tuvo en el mercado anglosajón.
Ed Sheeran es, probablemente, el ausente de mayor resonancia en los premios que todos se quieren llevar. Si bien compite como candidato a Mejor Álbum de Pop Vocal, su tercer disco (÷) fue uno de los grandes éxitos de 2017 y podía esperarse una presencia más protagónica del inglés a la hora de la discusión. Algo similar sucede en el caso de Lady Gaga y Joanne, Harry Styles, Demi Lovato, Miley Cyrusy Katy Perry, que no recibieron nominaciones pese a tener lanzamientos de gran impacto durante 2017.
 
 

Qué opinás?

Compartilo