Todos los fines de semana deberían ser largos

Una investigación mostró los efectos positivos en la salud si los fines de semana fueran largos.

¿Qué pasaría si desde ahora todos los fines de semana fueran más largos? Hoy seguramente te habrás hecho varias veces esa pregunta mientras ibas al trabajo o la facu. Ahora, la ciencia nos cuenta qué sucedería con nuestra salud si esto fuera posible.

Un estudio, publicado en la revista Stress and Health, determinó que tener un día menos de trabajo semanal, incrementaría el bienestar de los trabajadores y reduciría el estrés producto de jornadas laborales. Además, los investigadores aseguraron que, mientras más desconectados estén del trabajo en esos días, más predispuestos regresarán a cumplir sus tareas.

Estos beneficios no son únicamente para los adultos, sino también, para los niños en edad escolar. "Una semana escolar de cuatro días reduciría el ausentismo. Los estudiantes que tuvieran citas con médicos, por ejemplo, podrían acomodarlo a su nueva agenda", explicó Mary Beth Walker, decana de la Escuela de Estudios Políticos de la Universidad Estatal de Georgia.

Además, la decana agregó que tener una menor cantidad de días pero con más carga horaria "ayudaría a los maestros a diseñar mejores técnicas de enseñanza y los alumnos con notas más altas".

Qué opinás?

Compartilo