Al trabajo con la mascota

Dog Friendly es una empresas que permiten ir a trabajar con el perro.
Comenzó en Estados Unidos y gana terreno en empresas de todo el mundo. Llevar el perro al trabajo es motivador y ayuda a mejorar el clima laboral. En Mendoza, ya lo hacen.
gmartin's picture Por Gabriela Martín

¡Arriba Toby, preparate que nos vamos a laburar! Para descomprimir presiones, muchas empresas permiten a sus empleados concurrir con su perro a la oficina. La movida comenzó en Estados Unidos y rápidamente fue ganando terreno en distintas partes del mundo. En Argentina, la provincia de Mendoza tomó la delantera y una compañía que vende entradas on line, acondicionó sus oficinas para recibir a sus empleados con sus mascotas.

Llevar el perro al trabajo funciona como motivación del empleado y ayuda a mejorar el clima laboral. Eventbrite, empresa de origen estadounidense, adoptó esta modalidad en su casa matriz y también la impuso en Mendoza. El programa, denominado Barkling, es una iniciativa que permite que los empleados puedan llevar su mascota al trabajo, obviamente respetando ciertas reglas para que la compañía entre humanos y canes sea 100% armoniosa.

El programa ya recibe entre cinco y siete perros a diario y no tiene restricciones de razas: desde un bulldog francés hasta un rottweiler son bienvenidos por la empresa.

"Esta iniciativa genera un ambiente laboral mucho más distendido. Los que no tenemos perro también lo disfrutamos y el impacto es muy positivo. A media mañana los dueños los sacan a pasear y a jugar, es un recreo para ambos donde se distienden y recargan energías", señala María Emilia Palá, de Recursos Humanos de la compañía, quien agrega que es muy común que en las entrevistas que realiza para seleccionar candidatos el primero en recibirlos sea Cuco (uno de los perritos del "staff estable" de la empresa).

El programa establece que son los dueños los responsables de los perros, ellos se encargan de traerles el alimento, el agua, de limpiar lo que ensucien y deben ser supervisados en todo momento. La responsabilidad también alcanza los probables ruidos o ladridos.

Convivencia. Además de los paseos matinales, las mascotas cuentan con un sector de la terraza para hacer sus necesidades. Junto a sus escritorios, los empleados que lleven a sus mascotas guardan colchones y elementos de juegos y se mantienen atentos al comportamiento de sus compañeros caninos.

"La mayoría de los perros están acostumbrados a las normas de convivencia. Por lo general, no hay disturbios entre ellos, están muy bien educados y funcionan como una verdadera manada", destaca Palá.

BENEFICIOS
Los beneficios de ir a la oficina acompañados de las mascotas son muchos y están comprobados en diferentes investigaciones. No es casual que empresas como Google y Amazon, dos íconos en todo lo que remite a clima laboral y satisfacción de sus empleados, hayan sido los pioneros en este tipo de iniciativas.

Tener a las mascotas cerca libera tensiones y es fuente de satisfacción, aún para aquellos que no llevan a su perro.

"Para los empleados, el beneficio es significativo. No están preocupados pensando que su mascota se queda 9 horas sola en su casa o departamento. A la vez, sienten que tienen un pedacito de su casa dentro de la oficina", dice Palá.

Qué opinás?

Compartilo